“Cedant arma togae”. Cicerón. “Que las armas cedan ante la toga”